Saturday, August 29, 2009



Acabo de ver Taxi Driver de Scorsese. Qué peliculón, por dios. No la había visto antes y tal vez mejor, no estoy seguro de que la hubiera disfrutado tanto como en esta tarde noche. Me pareció maravilosa en toda su concepción. La historia no tiene fisuras; el personaje es genial y la interpretación de De Niro da cátedra; la fotografía está muy bien resuelta, con todos esos planos dentro del auto, jugando todo el tiempo con el espejo retrovisor; lo único que me hinchó las pelotas un poco es la música, que está siempre presente, demasiado (entiendo que sea un personaje más en esta obra pero en lo personal me cansó un poco). Quiero hacerles una pregunta acerca del final, así que los que no la vieron, ya saben.



Cuando lleva a Betsy en la última escena y la deja en su casa (por cierto, qué bien manejado está ese cambio en la relación, después de que travis se hizo famoso), algo llama la atención de Travis y mira por el espejo retrovisor. ¿Qué es lo que ve? ¿Qué significa eso? No creo que sea Betsy, no funca en esta historia y este personaje. Pero no se me ocurre qué puede ser.



Escena increíble pa que disfruten. Con ustedes, el maestro Robert De Niro:



2 comments:

{ maría } said...

tremenda

Anonymous said...

Muy buenas,

Para mí el significado de la película es claro, aunque es sólo mi interpretación. Desde el principio Travis es rechazado por la sociedad, pero al final es elevado a la categoría de héroe. Y es la última escena la clave para interpretar el significado de la película: mira por el retrovisor de su taxi y se ve a él, el mismo de siempre, no ha cambiado nada, salvo la percepción que la sociedad tiene de él. Conclusión, nacemos y morimos siendo lo mismo, nuestros impulsos más profundos no varían, sólo nuestro entorno cambia. Quien nace escorpión, muere escorpión; quien nace rana, muere rana. La irracionalidad invariable de nuestra psique enfrentada al mundo que nos evalua y hace que nuestros comportamientos no sean espontáneos para adaptarse a la vida en sociedad.

Un saludito,

Fer.

P.D. Una de mis películas favoritas.