Thursday, May 27, 2010

Pueblo 2 (Azul). Todavía día 1:

Bueh, me colgué, pero la razón es buena, tal vez la cuente más tarde. Retomo (o rebebo): entramos al camping de Moyano. Estaba vacío salvo por unos pescadores que se habían instalado tremenda luz para tirar línea. La noche estaba tapada por esas nubes rojizas. Armamos la carpa (cierto, al final fue oportuna). Elegimos un lugar al fondo de todo, entre unos árboles. Cuando terminamos, me fui a caminar con la cámara en mano y volví al rato. V había inflado su colchón (hasta inflador se trajo) y quedó una cama de plaza y media. Groso. Otra vez salimos con lás cámaras pero ahora con trípode, 6x6, 6x9, nikon, minolta, canon, digis, todo. El lago parecía un vidrio, una superficie pulida. Me acerqué a los pescadores, uno justo había pescado en ese momento. ¿Puedo sacarles una foto? Me miraron. ¿A mí o al pez? (sostenía orgulloso un pez gordo que todavía coleteaba) A vos, a los dos. Bueh, total somos igual de feos. Mientras yo sacaba de cerca con la minolta, V, unos metros alejada, cubría la escena con su canon. Pronto se olvidaron que nosotros estábamos ahí y siguieron con sus historias y sus chistes. Che, ¿y vos seguís con esa mina? Sí. Se te nota, estás hecho mierda. Es que encima es grandota mide como metro setenta y cinco. Es omo ese cuento del Monito. Y entonces el tipo sabe que tiene toda nuestra atención, y la del lago también. El Tigre un día se encuentra con el Monito y lo ve muy cansado. Che, Monito, ¿vos estás ben? Sí, muy bien, ¿por? No sé, te veo ojeroso, pálido, flaco. Ah, eso es por culpa de la Jirafa que me tiene de arriba a abajo. Que ahora chupame la concha, que ahora las tetas, que ahora la concha, que ahora las tetas. No pude contener mi risa y me alejé hacia V que también se estaba riendo. Sacamos un par de fotos más y nos fuimos a dormir.
Me tiré en el colchón y tuve que reconocer que estaba muy bien. Nos metimos en las bolsas y apagamos la luz. Ahora, muchos pensarán: solo en una carpa, con una mina copada y bonita, y no hace nada: este pibe es un dormilón incurable. ¿Y saben qué? Tienen razón.

No comments: