Sunday, January 10, 2010



Ahora.

Los miedos podrían decidirse, ¿no?


¿Cómo puede ser que al mismo tiempo
tenga miedo de algo y de lo opuesto?


2 comments:

Lucía said...

quiasmo

Patto said...

ahh... a la mente le encanta hacer esas cosas. No le hagas caso.