Tuesday, June 16, 2009



¿Se acuerdan? Uno antes decía "te amo" con tanta facilidad. Un buen polvo, la certeza de que la sola existencia del otro te hacía feliz, una conversación que te llenaba de ternura, descubrir un fulgor en sus ojos, el calor de su pierna cruzada sobre la tuya. Cualquier cosa era merecedora de un "te amo". Ahora uno no lo larga ni bajo tortura. ¿Qué pasó? No creo que el sentimiento no fuera sincero entonces. Era amor lo que se sentía. Ahora no sé que se necesita para decirlo. Al parecer no es suficiente con pasar toda la noche abrazados, cogiendo hasta el agotamiento, charlar interminablemente sintiendo, al menos ahí en esa cama transpirada, que eso es lo único que se quiere, que se necesita. ¿Cómo es que eso no alcanza? ¿Qué nos hicieron? ¿Qué nos hicimos? Entiendo que el amor se redefina con el tiempo y las personas, que lo que fue amor ahora no lo sería, pero tengo miedo de que ya nada logre llenar esa palabra tan simple.


5 comments:

bp said...

lee este cuento hermoso
http://www.jeanettewinterson.com/pages/content/index.asp?PageID=275

rg said...

ah, pero ese cuento está en norteamericano!!
no sé, pero se me ocurre que quizás nos pasó que nos rompieron el corazón, y en vez de llorar y chillar y patalear hasta el cansancio (para después poder juntar los pedacitos con calma), tratamos de hacer como si nada, favoreciendo sin querer el desarrollo de un terrible flagelo para la juventú atual: el Síndrome de la Caca en las Pantaletas. ;D

Soledad said...

Será que finalmente vamos comprendiendo todo el significado de algunas palabras?

Luna said...

el amor, algunos creen encontrar a su alma gemela, y si se la pierde, ya nadda es lo que era antes y el amor no tiene relación simplemente con el sexo o con una cómoda conversación sino que quizá tenga que ver con sentirse complemento, y q la otra persona te hce feliz... el amor sólo tiene sentido si le damos sentido, depende de nos y del ser al que amamos, es un ida y vuelta y el problema surge cuando no hay vuelta

ella said...

miedo engendrando miedo.

ahora el pelotudo/la pelotuda se alejan ante la frase, y frasean su alejamiento:

uh. me dijo te amo...todo mal